Archivo de la categoría: CIC Network

“Reflexiones tras treinta años de investigación sociológica” por Javier Elzo

Javier_Elzo_hizketan

Este texto de Javier Elzo apareció originalmente en el número 7 de la revista CIC Network (2010) y lo reproducimos en su integridad por su interés.

Dando por buena la ortodoxia investigadora en la producción de datos (muestra representativa –cuestión mucho más importante que el tamaño muestral–, cuestionario honesto –en las cuestiones seleccionadas y rechazadas, en el orden de las preguntas, en el significado neutro de las mismas, en la no inducción a la respuesta correcta, en la secuencia en un mismo tema en el interior del cuestionario…–, test piloto suficiente, etc.), encuestadores competentes e ideológicamente controlados, nos acercamos al tratamiento informático que, en la actualidad, es uno de los pasos más seguros y menos manipulables del proceso investigador. A condición de que la introducción de datos sea realizada por personal ajeno al equipo investigador, así como la primera salida de datos. Estas normas elementales garantizan unos resultados válidos y fiables. De ahí en adelante, la pericia y honestidad de los investigadores será clave.

A la hora de reflexionar sobre la responsabilidad del científico hacia la sociedad, cuestión que motiva estas líneas, varias son las cuestiones que cabe abordar y que resumo aquí en dos: las relaciones entre patrocinador e investigador, en primer lugar, pues va a determinar hasta dónde se investigue; y las modalidades de traslado de los resultados de lo investigado a la comunidad científica y a la sociedad, en segundo lugar.

Muchas investigaciones en ciencias sociales se realizan por encargo de un patrocinador. Este puede ser público o privado, mediante concurso libre de aspirantes o por adjudicación directa, con variantes y matizaciones que sería largo y prolijo explicar.

De hecho, en la adjudicación de la investigación hay diferentes modalidades en las que cabe entretenerse. Pero lo que aquí deseamos trasladar, por razones de espacio, son dos puntos concretos del proceso de relaciones entre el patrocinador y el investigador: la libertad del investigador en la ideación, planeamiento y ejecución de la investigación, por un lado, y la forma como los resultados obtenidos se transmiten a la sociedad, a través de los medios de comunicación social, de los congresos, conferencias, publicaciones, etc., por el otro.

Vamos a abordar estas reflexiones basándonos en nuestra propia experiencia investigadora en sociología de estos últimos treinta años, básica, pero no exclusivamente, desde la Universidad de Deusto.

Continuar leyendo


“El compromiso entre la comunidad científica y la sociedad” por Jesús Ávila

Jesús Ávila 2

Este texto de Jesús Ávila apareció originalmente en el número 7 de la revista CIC Network (2010) y lo reproducimos en su integridad por su interés.

Se me ha solicitado mi punto de vista sobre qué es lo que la comunidad científica debe de dar o retornar a la sociedad que la mantiene. Para ello comentaré tres conceptos; compromiso, comunidad científica y sociedad. Comenzaré, en sentido inverso, por la sociedad. Continuar leyendo


“Explorando el universo” por Agustín Sánchez Lavega

Sánchez Lavega

Este texto de Agustín Sánchez Lavega apareció originalmente en el número 6 de la revista CIC Network (2009) y lo reproducimos en su integridad por su interés.

La contemplación del cielo y de los astros que vemos proyectados en la bóveda celeste a los ojos desnudos de las culturas ancestrales, fue seguramente una de las primeras actividades humanas. Los movimientos aparentes de los objetos celestes, en particular el ciclo diurno y nocturno del Sol y el anual con sus estaciones, así como los movimientos de la Luna y sus fases, fueron usados como referencia (y la siguen siendo hoy en día) para fijar las escalas del tiempo con los que sistematizar las labores humanas. Sirvieron para establecer un calendario con el que regir las actividades agrícolas, tan importantes en aquella época, y las religiosas. Fueron los astrónomos babilónicos, en el tercer milenio A.C., los primeros encargados de medir y registrar todos estos fenómenos. Caminos parecidos siguieron en sus albores las culturas más florecientes: egipcios, mayas e incas, chinos, hindúes… La imaginería humana buscó en el cielo y en sus astros una representación de los diversos mitos y creencias (de ahí las constelaciones, que en todas las culturas existen). Continuar leyendo


A %d blogueros les gusta esto: