Galileo vs. Iglesia Católica redux (II): Perspectivas

Cinco planetas al atardecer en uno de ellos: Mercurio, Venus, Tierra, Marte y Saturno. Si no los localizas, pincha aquí.

Cinco planetas a simple vista al atardecer en uno de ellos: Mercurio, Venus, Tierra, Marte y Saturno. Si no los localizas, pincha aquí. Fuente

Como es sabido las discusiones entre Galileo y la Iglesia Católica (IC) estuvieron centradas en cómo interpretar los nuevos datos observacionales obtenidos al apuntar por primera vez un telescopio al cielo nocturno. Pero para poder entender el desarrollo de estas discusiones sin caer en el presentismo (juzgar el pasado desde el conocimiento y actitudes del presente), se hará necesario retomar un poco de perspectiva.

Si olvidamos por un momento lo que nos han enseñado de lo descubierto en los últimos 400 años, nos dejamos guiar por nuestro sentido común y sólo podemos observar el cielo con nuestros ojos desnudos, se llega a unas conclusiones un poco chocantes, todas compatibles con los datos observacionales disponibles:

a)  La Tierra, esférica, parece ser el centro del universo

b) Los movimientos observados de los objetos celestes pueden ser descritos con precisión suficiente por el sistema de Ptolomeo

c) No existe evidencia empírica que respalde el sistema de Copérnico. Este sistema es un truco matemático que simplifica el de Ptolomeo (hay que recordar que el sistema de Copérnico, de órbitas circulares, sigue recurriendo al artificio ptolemaico de los epiciclos; habrá que esperar a Kepler para su eliminación).

Es decir, en el momento en el que Galileo presenta sus observaciones con el telescopio (que resumiremos en la próxima anotación), la visión geocéntrica del universo, más allá de filosofías y religiones, desde un punto de vista estrictamente científico, es la posición archiestablecida y compatible con las observaciones. Por poner un ejemplo un poco extremo: Un empiricista ateo radical en 1600 sería geocentrista y se plantearía el heliocentrismo como hoy se podría plantear la teoría de los universos paralelos sugerida por algunas interpretaciones de la mecánica cuántica: una posibilidad sugerida por las matemáticas.

Imaginemos ahora que tenemos un telescopio (y nuestros conocimientos de 1600). ¿Podemos descartar inmediatamente el geocentrismo? No es tan evidente como nos gustaría creer, y comprender esto nos permitirá valorar las pruebas aportadas por Galileo en su justa medida.

Para ello volvamos un momento a la actualidad. Hoy, con todos los avances tecnológicos que tenemos, poseemos tecnologías que nos permiten ver un átomo, incluso el orden de los enlaces químicos, pero no existe ninguna tecnología que muestre directamente que la Tierra se mueva alrededor del Sol o el Sol alrededor de la Tierra (una animación por ordenador del Sistema Solar no es una observación directa, es una simulación basada en una teoría).

Nuestra prueba de más peso de que la Tierra se mueve (alrededor del Sol) es la paralaje estelar, cuyos primeros intentos de medición en el XVIII chocaron con la insuficiente capacidad de los telescopios disponibles, y que sólo a finales del XIX pudo empezar a medirse con resultados significativos. Pero esta prueba, estrictamente hablando, tampoco se puede considerar directa.

Los planetas del Sistema Solar están en un plano, y las sondas espaciales se mandan a explorar en ese plano, que es donde están las cosas interesantes. Para poder observar los movimientos relativos de los planetas y el Sol tendríamos que mandar una sonda perpendicularmente a ese plano (y que viajase unas cuantas décadas) para que tomase fotos. Ni siquiera una de esas fotos en las que apareciese, por poner un caso, el Sol, Mercurio, Venus, la Tierra y Marte, nos diría quién se mueve alrededor de quién. Ni siquiera un vídeo nos lo podría decir: sólo mostraría movimientos relativos de los cuerpos, es decir la forma en la que planetas y Sol se mueven relativamente entre sí. Y se podría argumentar que los movimientos observados son compatibles con un sistema geocéntrico como el de Tycho (aquí hay una preciosa comparación dinámica de los sistemas de Copérnico y Tycho, sin epiciclos), eso sí, modificado (con órbitas elípticas y velocidades planetarias variables, conceptos ambos keplerianos) para eliminar los epiciclos y las órbitas circulares. Vemos, pues, que los datos experimentales siguen siendo interpretables en virtud de diferentes hipótesis; serán necesarios otros datos diferentes para decidir cuál es la hipótesis más correcta (en este caso esos nuevos datos podrían ser, por ejemplo, las observaciones de la paralaje estelar que mencionábamos antes).

El punto que intento ilustrar, y que es importante cuando veamos la recepción de los hallazgos de Galileo, es que las pruebas que obtenemos con la tecnología disponible no es tan directa como tendemos a asumir. Dicho claramente, en la época en la que se produjeron, los descubrimientos de Galileo no podían zanjar la cuestión entre geocentrismo y heliocentrismo. Lo iremos viendo en las próximas anotaciones.

Sobre el autor: César Tomé López es divulgador científico y editor de Mapping Ignorance


20 responses to “Galileo vs. Iglesia Católica redux (II): Perspectivas

  • Galileo vs. Iglesia Católica redux (II):...

    […] Como es sabido las discusiones entre Galileo y la Iglesia Católica (IC) estuvieron centradas en cómo interpretar los nuevos datos observacionales obtenidos al apuntar por primera vez un telescopio …  […]

  • Galileo vs. Iglesia Católica redux (II):...

    […] Como es sabido las discusiones entre Galileo y la Iglesia Católica (IC) estuvieron centradas en cómo interpretar los nuevos datos observacionales obtenidos al apuntar por primera vez un telescopio al cielo nocturno.  […]

  • omalaledled

    César, yo diría que la paraleje estelar no es la mejor prueba que tenemos de que la Tierra se mueve alrededor del Sol. Podría ser, incluso, que todo el Universo se moviera alrededor de la Tierra y simularía el mismo fenómeno.

    Que yo sepa (al menos yo tenía entendido) la prueba más fuerte de este movimiento es la aberración de la luz descubierta por James Bradley. Sin ánimo de darme autobombo, hace tiempo escribí sobre ello explicándolo.

    http://www.historiasdelaciencia.com/?p=175

    Salud!

  • pacobellido

    La prueba fehaciente del movimiento de la Tierra es como bien apunta Fernando, la aberración de la luz. La prueba más visual sigue siendo el péndulo de Foucault.

  • Galileo vs. Iglesia Católica redux (II): Perspectivas

    […] Galileo vs. Iglesia Católica redux (II): Perspectivas […]

  • Tom Wood

    El tema no es si la tierra se mueve; sino si se mueve alrededor del Sol, o el sol y demas alrededor de esta. Asi que el pendulo de Foucault no califica en profundidad.

  • Marcos

    En esta historia podrían estar mezclándose dos discusiones bastante distintas. Por una parte está el debate entre Galileo y otros científicos contemporáneos, similar a los que Galileo ya había mantenido en sus etapas en Pisa y Padua investigando la mecánica de la caída libre, el péndulo o los planos inclinados. Este debate versaría sobre la interpretación de las observaciones astronómicas y su encaje con un modelo matemático, y se desarrollaría en el contexto de la pugna entre la visión aristotélica (que daba prioridad a la observación) y la de la nueva ciencia (que otorgaba más valor a la prueba matemática). Se trata de una discusión entre iguales (por más que alguno de sus oponentes fuera también su “patrocinador”), y es cierto que no cabe hablar de oscurantismo o dogmatismo.

    Sin embargo, no creo que se pueda decir lo mismo de la discusión de carácter doctrinario que después se planteó entre Galileo y la Iglesia, y en la que en el fondo se dirimía una cuestión de autoridad sobre el dogma. La naturaleza del proceso contra Galileo, así como su desarrollo, el contenido de la abjuración y el propio castigo revelan la esencia de esta discusión, en la que los argumentos científicos solo tuvieron un papel instrumental a fin de restar credibilidad al oponente.

  • Xabier

    Efectivamente Marcos, creo que el titulo no se ajusta al articulo. Nadie discute que es dificil aceptar una teoria revolucionaria. Ahi esta el viejo dicho de que se tiene que morir toda la generacion anterior para que se acepte. Lo que se le critica a la iglesia catolica es querer quemar al que proponia la nueva teoria porque no le gustaba.

    • César

      Voy a tener que rogaros un poco de paciencia. La idea es ir presentando en anotaciones sucesivas los datos de forma que después podamos analizarlos y sacar conclusiones de alguna utilidad, posteriormente.

      Veréis que lo expuesto en las dos primeras anotaciones de la serie es pertinente en la discusión con la IC que, recordemos, en el s. XVII no era como ahora que es uno más opinando. En la península Itálica del siglo XVII (Italia ni existía) era la depositaria de la Verdad, con mayúsculas. La discusión con la IC fue más que una discusión sobre el dogma, de hecho no existía dogma, sino una interpretación de las escrituras mayoritaria, tanto que no era necesario elevarla a categoría de dogma: era de “sentido común”.

      Lo dicho, paciencia, por favor.

      • Marcos

        Otra forma de enfocarlo es distinguir entre la cosmología aristotélica y la astronomía ptolemáica. La primera sería lo que hoy reconoceríamos como un paradigma científico y la segunda algo así como un modelo matemático. En este marco la cuestión es en qué momento Galileo, como otros, pasa de criticar el modelo a cuestionar el paradigma, y quién entra al trapo y con qué argumentos.

  • César

    @Marcos

    Si ves la tercera entrega de la serie, verás que algunas de las observaciones de Galileo van directamente a lo que tu llamas paradigma pero, mire usted por donde, no contradicen las Escrituras de ninguna de las maneras. De hecho la cosmovisión aristotélica está sobrepuesta a la literalidad de las Escrituras y, como tal, es eliminable sin mayor problema.Ahora bien, en la cuarta parte veremos otro descubrimiento que sí va directamente contra la línea de flotación del modelo matemático de Ptolomeo en particular y del geocentrismo en general. y este sí choca con la interpretación literal de las Escrituras.

    Vemos pues que las observaciones de Galileo minan la cosmovisión del siglo XVII europeo en todos los frentes.

  • Marcos

    Entiendo por dónde vas, así que espero con impaciencia las próximas entregas. Enhorabuena por el trabajo.

  • Fernando Cuartero

    Si me permites, César, creo que hay una prueba igual o más contundente que la paralaje y que prueba el helioentrismo de una manera que yo entiendo directa, aunque quizá hasta eso de “directa” pueda ser interpretable porque todo o casi todo lo es.

    Se trata del movimiento de las sondas Voyager, un instrumento de origen humano que se encuentra en estos momentos a una distancia inmensa, y no sujeto, por tanto, a interacciones ni con la Tierra ni el Sol. Las sondas carecen en estos momentos de propulsión, por lo que su movimiento debe considerarse rectilíneo uniforme, de acuerdo a la ley de la inercia. Estas sondas, además, están fuera del plano de la eclíptica y ya hace décadas que salieron.

    Sin embargo sus sensores muestran que en una época del año su distancia a la Tierra disminuye, como si recibiese un impulso hacia acá, mientras que la distancia al Sol sí que aumenta de modo constante independientemente del momento del año. Por tanto, al no existir ninguna fuerza que explique este acercamiento, sólo cabe suponer que el Sol está inmóvl en el centro de del universo, o mejor dicho, en el centro del sistema de referencia que consideramos, y por tanto que es la Tierra la que se mueve acercándose a la posición que ocupan las sondas en una breve época del año en su movimiento alrededor del Sol. Ni siquiera el sistema de Tycho daría una explicación alternativa satisfactoria a este hecho del acortamiento de la distancia entre las sondas y la Tierra, que en ése caso sólo se podría explicar por la existecia de una fuerza, que sabemos inexistente.

    Por lo demás, enhorabuena por el texto.

    http://voyager.jpl.nasa.gov/where/index.html

    http://www.microsiervos.com/archivo/ciencia/curiosidad-voyager-distancia.html

    Saludos.

  • Tom Wood

    Lo primero para entender toda esta esposicion es hacer el ejercicio mental correspondiente y despojarnos de nuestra perseccion modena del heliocentrismo y el geocentrismo,… es decir; sumirnos en la ignoracia que al respecto existia en la epoca de Galileo.
    Aun asi, me parece que si sirve la Voyage para determinar que la tierra se traslada (lo de que rota es mas sencillo, y no me parece que sea el punto critico de la historia Galileana, ya que aun rotando podria seguir siendo el centro del universo mental de esa epoca), y con tiempo y paciencia, determinar cual es la curva regular que describe su trayectoria.
    Las condiciones iniciales para el sentido comun del sistema de referencia tierra serian,… la Voyage se aleja de la tierra con un casi MRU (el MRU, no existe en la naturaleza, solo en los libros de la fisica ya didactizada), y a una velocidad constante de alejamiento. El primer ano haces mediciones de la distancia que separan al sistema Tierra-Voyage, y obtienes un movimiento oscilatorio de acercamiento y alejamiento, despues de sustraer el termino de alejamiento que introduce la velocidad de la Voyage, pero que en rigor no es concluyente, en rigor fisico, para determinar que curva describe ese movimiento con exactitud. Sigues asiendo mediciones y al ano siguiente, despues de restar los terminos de la velocidad con que se aleja la Voyage obtienes el mismitico cuadro oscilatorio. Ahi si puedes determinar con rigor a toda critica, que estas en presencia de un movimiento de trayectoria cerrada, con respecto a la Voyage. Y despues determinal que tipo de curva cerrada seria (circunferencia o elipse), es cuestion de habilidad estilo Kepler, sobre los datos de Tycho. Hasta ahi todo podria ser resuerto en esa epoca, si le dabas los datos y lo enfocabas como un ejercicio ideal de fisica, sin cuestiones ideologicas de por medio.
    Pero por un problema de sistema de referencia no me queda claro, como podrian ellos determinar sin cuestionamientos targenciales, que la tierra se mueve alrededor del Sol, con los datos que tomas desde tu posicion de referencia unica, Italia o el continente Europeo cuando maximo.
    Otra cosa es que si estas sobre la Voyage, creo que los calculos te saldrian mas faciles, considerando que esta describe una trayectoria como la de la tierra y la tierra es la que se aleja,… lo que no se le puede critcar a la relatividad, es relativa.
    Es que ya explique por ahi en uno de esos blog donde te crusifica personalmente y no con algumentos fisicos; que actualmente tomar el sistema geocentrico o heliocentrico, con la potencia de calculo de los ordenadores y nuestros conocimientos, es cuestion de conveniencia del problema que estes resorvierdo,… es relativo (de fisica relativista) a tu comodidad de calculo. Incluso me parece que es mas comodo, hacer cualquier calculo astronomico desde el sistema tierra (la tierra como centro), que referirlo al Sol y despues analizas sus movimientos relativos y ponderar sus contribuciones, se ve menos masoquista hacerlo asi. Aunque teoricamente, para trabajos dentro del sistema solar parese mas comodo poner el centro de los ejes cordenados en el sol, lo que sigue siendo relativo, obtativo, ya que tu telescopio o instrumental fisico para las cosas practicas sigue aclado a nuestra querida tierra. Se me cabo en tiempo,… disculpemen la tecnica de escribir,…

    • Tom Wood

      Ya estoy de regreso,…

      Hace tiempo que vengo hablando sobre la influencia de la fisica didactica, o didactizada en los libros de textos desde el punto de vista metodologico, para ahorrarnos recursos materiales en los laboratorios y coger ese dinero en hacer mas universal la ensenanza (en ocaciones un negocio lucrativo y una suerte para los que nacen con desventaja social), donde por logica se pierde la esencia historica de como ocurren los progresos en la fisica y demas ciencias. Todo ese necesario acomodo estetico-metodologico (las carreras no pueden ser eternas) por causas reales, materiales,… nos conduce a una programacion mental didactica, esquematica y de un teoricidio desmedido, que a la larga se combierte en una trampa para la natural flexibilidad mental que trae intrincica nuestra arquitectura celebral y que ademas a creado la metafica-matematica actual, de tan bajo rendimiento fisico explicativo, o fuera del sentido comun humano. Algo que tendremos que corregir, mas obligados por las circuntancias criticas, que por vision oficialista.

      Para los que no alcanzan mis palabras !Miren que curioso este ejemplo de la Voyager!
      Estamos analizando la dificultades que encontraba Galileo para convencer que la programacion mental didactica que tenian todos no era correcta, y para esto combinaba la observacion directa, experimental, instuitiva (hay ciertas evidencias de que en ocaciones la instucion, la imaginacion fisica de Galileo era tan genial, que en ocaciones, niciquiera hizo los experimentos que le dieron fama, despues vere si encuentro algo al respecto), con ciertas habilidades de caracter mental, imaginativas, abstractas, intelectuales o teoricas, como gusten. Pero despues de tantos siglos cultural de Geocentrismo, debia paresernos muy logico, si nos ubicamos en tiempo y espacio Galileano, lo que ocurrio; la vida real no es TV.

      Ahoran miren el caso inverso moderno, lo curioso, lo mismo a la inversa; claro, mas sutil, dado nuestro nivel de informacion. Despues de siglos de programacion mental Heliocentrista, a todos nos parece que los datos del Geocentrismo moderno que publica la NASA, sobre la Voyager, tienen algo sospechoso para nuestra costumbre de pensar. Y para despojarlo de ese rasgo Geocentrista, tenemos que hacer una extrapolacion didactica, un cambio de cordenadas hasta nuestro sistema Heliocentrico (mas incomodo experimentalmente, supongo para la NASA) y solo asi logramos entender, o explicarnos los datos de la Voyage que publican los cientificos de la NASA.

      Los datos que da la NASA, vistos con rigor fisico, experimental, relativista,… Lo que publica, se “lee”, dejando la tierra estatica y viendo a la Voyager describir una espiral eliptica que se aleja de nosotros,… Puro geocentrismo moderno, y de gran simplicidad experimental, real.
      La interpretacion de MICROCIERVO: Un camino mas largo para llegar a Roma, obligado por una verdad repetida y aceptada por todos los ejercicios didacticos que hemos realizados en nuestras vidas,… nuestros ejes cordenado mentales de los que dificilmente podemos escapar, como los antigalileanos, estan centrados en el Sol y lo que no venga por esa via Heliocentica, dogmatica tambien para este caso inverso, como minimo, no lo puedo procesar con claridad y como maximo te puedo aplicar los metodos represivos subliminales modernos, la misma hoguera en version posmoderna.
      Creo que salvando las distancias, es casi el mismo perro, pero con diferente collar,… Lo que hace este ejemplo algo muy intructivo para lectura de la tesis que se esta debatiendo. Tengo que acabar de solucionar lo del procesador de texto,… que cantidad de violaciones ortograficas y gramaticales,… ya no hablo ningun idioma,… !Dios mio!, es dialecto nativo lo que me va quedando,…

  • Física | Annotary

    […] zientziakultura.com […]

  • Galileo vs. Iglesia Católica redux (IV): Venus | Experientia docet | Cuaderno de Cultura Científica

    […] racional. Recordemos que el sistema de Copérnico no eliminaba el uso de epiciclos (véase Perspectivas) y, si bien facilitaba los cálculos, seguía siendo muy complejo, y nada […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: