Sorpresas en la atmósfera del polo sur de Venus

El vórtice polar sur de Venus cambia de forma a diario. Las imágenes de la parte superior de la figura muestran la nube superior de Venus, a 65 km por encima de la superficie del planeta. Las imágenes inferiores muestran el vórtice 20 km más abajo mostrando la extensión vertical y variabilidad de este fenómeno atmosférico (Foto: ©Grupo de Ciencias Planetarias, UPV/EHU)

El vórtice polar sur de Venus cambia de forma a diario. Las imágenes de la parte superior de la figura muestran la nube superior de Venus, a 65 km por encima de la superficie del planeta. Las imágenes inferiores muestran el vórtice 20 km más abajo mostrando la extensión vertical y variabilidad de este fenómeno atmosférico (Foto: ©Grupo de Ciencias Planetarias, UPV/EHU)

En la atmósfera del polo sur de Venus hay dos capas de nubes principales, entre las cuales median 20 kilómetros de distancia. Un equipo de investigadores encabezado por Itziar Garate, miembro del Grupo de Ciencias Planetarias de la UPV/EHU, ha seguido de cerca el movimiento del vórtice en ambos niveles y ha podido comprobar que los centros del vórtice en diferentes alturas va cada uno por su lado, y sin embargo la estructura global del vórtice atmosférico no se deshace. De hecho, los centros de rotación del vórtice superior e inferior raramente coinciden en su posición con respecto a la vertical formando una estructura permanente en constante evolución sobre la superficie de Venus. Los resultados se publican en Nature Geoscience

Los vórtices de larga duración son un fenómeno frecuente en las atmósferas de los planetas de rotación rápida, como por ejemplo Júpiter y Saturno. Venus tiene una rotación lenta, y, sin embargo, tiene vórtices permanentes en su atmósfera en ambos polos. Es más, la velocidad de rotación de la atmósfera es mucho mayor que la del planeta. “Hace tiempo que sabemos que la atmósfera de Venus rota 60 veces más rápido que el propio planeta, pero no sabemos por qué. La diferencia es enorme; por eso se le llama superrotación. Y no sabemos ni cómo comenzó ni como se mantiene”, comenta Garate. 

La permanencia de los vórtices en Venus contrasta con el caso terrestre. “En la Tierra hay efectos estacionales y diferencias de temperatura entre las zonas continentales y los océanos que crean las condiciones adecuadas para la formación de vórtices polares y su disipación. En Venus, no hay océanos ni estaciones y por lo tanto la atmósfera polar tiene un comportamiento muy diferente” dice Garate.

 

Mirando a los polos de Venus

 

El grupo de la UPV/EHU ha podido seguir la evolución del vórtice del polo sur gracias a uno de los instrumentos a bordo de la nave Venus Express de la Agencia Espacial Europea, en órbita de nuestro planeta vecino desde abril de 2006. “La órbita de esta nave es muy elíptica: se acerca mucho al polo Norte y el polo Sur, en cambio, es observado desde más distancia, lo cual permite una visión más global. Esto es lo que necesitábamos para nuestro estudio, una visión más completa del vórtice y a menor velocidad, con lo que el instrumento que hemos utilizado podía tomar las imágenes que precisábamos”, explica Garate.

Los astrónomos de la UPV/EHU han utilizado la cámara infrarroja VIRTIS-M de la sonda Venus Express analizando datos obtenidos durante 169 días terrestres y en particular se han estudiado con especial detalle datos de las 25 órbitas más representativas.

Garate explica que no es un trabajo sencillo: “Esta cámara no hace fotografías individuales como una cámara convencional sino que divide la luz en diferentes longitudes de onda que permiten observar simultáneamente diferentes capas verticales de la atmósfera del planeta. Además hemos comparado imágenes separadas por intervalos de una hora lo que nos ha permitido hacer un seguimiento de la velocidad a la que se mueven las nubes.” dice Garate.

Los astrónomos de la UPV/EHU Agustín Sánchez Lavega, director del Grupo de Ciencias Planetarias, Ricardo Hueso e Itziar Garate, han trabajado en colaboración con expertos del Instituto de Astrofísica de Andalucía (CSIC), del Observatorio Astronómico de Lisboa (CAAUL), del Observatorio de París y del Instituto de Astrofísica Espacial y Física Cósmica de Roma.  

Referencia:

Garate-Lopez, I., R. Hueso, A. Sánchez-Lavega, J. Peralta, G. Piccioni, P. Drossart. A chaotic long-lived vortex at the southern pole of Venus. Nature Geoscience, 24 March 2013, DOI: 10.1038/NGEO1764

Edición realizada por César Tomé López a partir de materiales suministrados por UPV/EHU Komunikazioa 


4 responses to “Sorpresas en la atmósfera del polo sur de Venus

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: