El tiempo donado como instrumento de análisis del trabajo doméstico y cuidados.

Viñeta de Luis Dávila / MSSSI - Campaña te corresponde, nos corresponde.

Viñeta de Luis Dávila / MSSSI – Campaña “Te corresponde, nos corresponde”.

La socióloga Matxalen Legarreta lleva años estudiando todo lo referente al trabajo doméstico y los cuidados, pues considera preocupante el hecho de que las encuestas de presupuestos de tiempo muestren aún tanta diferencia en el reparto del tiempo de trabajo remunerado y, sobre todo, en el reparto del tiempo de trabajo doméstico y de cuidados. “De hecho, teniendo en cuenta ambos trabajos, las mujeres trabajan una hora más que los hombres, y disponen, por tanto, de una hora menos para el ocio y la vida social”, precisa Legarreta.

Legarreta ha dedicado su labor investigadora y su tesis a analizar los factores y razones que se esconden detrás de dicho reparto desigual del tiempo, y ha comprobado claramente que el trabajo doméstico y los cuidados tienen unas características particulares. “Son realizados en su mayor parte por las mujeres, tienen un escaso reconocimiento social y académico, están basados en las relaciones, tienen un componente afectivo y moral (de sacrificio, culpabilidad, deber, amor…), se basan en el principio de reciprocidad, se distribuyen de acuerdo a un aprendizaje de género, y son traspasados por las relaciones asimétricas de poder”, explica.

Sin embargo, midiendo el tiempo exclusivamente en horas y minutos, como hacen las encuestas de presupuesto de tiempos, todos esos aspectos cualitativos quedan al margen, razón por la cual Legarreta opina que se requiere una mirada crítica. “Las encuestas de presupuesto de tiempos son útiles para poner de manifiesto determinados aspectos, pero son limitadas. Por poner un ejemplo, las encuestas que realiza el Eustat recogen la simultaneidad, pero luego no la tienen en cuenta. La cuestión es que, en muchas ocasiones, el trabajo doméstico y los cuidados se realizan al mismo tiempo, y ahí intervienen muchos factores (qué es lo que se considera prioritario, a qué se le concede importancia y a qué no…), pero, en sí, se trata de dos trabajos distintos. Si se mide adecuadamente ese trabajo realizado de manera simultánea, se triplica el tiempo de trabajo doméstico y de cuidados”, precisa.

En cualquier caso, Legarreta no se ha quedado ahí, sino que ha avanzado un paso más allá, y ha considerado también otras dimensiones del tiempo. “Mi director de tesis, Ramón Ramos, sostiene que se puede considerar el tiempo de cuatro maneras: como recurso, es decir, como si fuera algo que se agota; como escenario en el que el tiempo nos viene dado, marcado por los horarios y los calendarios; como horizonte, en el cual el tiempo es inaccesible y variable; y, por último, el tiempo encarnado. En este último concepto, el ser humano es tiempo, y reúne en sí los ciclos vitales, la edad reproductiva de la mujer, etc.”.

Teniendo en cuenta las dimensiones del tiempo mencionadas y los factores materiales, morales y políticos que las atraviesan, Legarreta propone un instrumento para analizar el reparto del tiempo de trabajo doméstico y cuidados: el tiempo donado. Para llegar a ello, Legarreta se ha servido asimismo de la aportación del antropólogo Marcel Mauss. “Según Mauss, la donación significa que se da, se recibe y se devuelve algo”. Un ejemplo próximo de ello sería, en nuestro caso, el auzolan o trabajo vecinal.

Entendido así, el tiempo no se concibe como algo lineal, sino circular. “Por ejemplo, una persona puede recibir siendo niño/a, dar posteriormente en la edad adulta a sus padres e hijos/as, y, según avanza en edad, tener la esperanza de recibir algo de sus hijos/as, aunque actualmente eso no está tan claro”. Esa preocupación está extendida en la sociedad, lo cual pone de manifiesto que el tiempo donado es algo que existe en sí y tiene sus normas. Precisamente, el vacío y la preocupación surgen cuando no se cumplen las normas.

Por tanto, Legarreta considera que el tiempo donado es un instrumento adecuado para analizar el trabajo doméstico y los cuidados. “El tiempo donado es multidimensional, plural, no jerárquico encarnado, y pienso que es útil para derribar mitos y poner de manifiesto la complejidad de las dinámicas del ámbito doméstico-familiar. Y es que, aunque el mito proclame lo contrario, “el trabajo doméstico y los cuidados no se realizan siempre por amor, no son idóneos para la mujer, y no tienen por qué ser dedicados a seres próximos”.

 

Matxalen Legarreta (Igorre, 1977) es profesora adjunta del Departamento de Sociología 2 de la Universidad del País Vasco/Euskal Herriko Unibertsitatea. Ha realizado la tesis “El tiempo donado en el ámbito doméstico-familiar. Estudio sobre el trabajo doméstico y los cuidados”, bajo la dirección de Cristina García Sainz, profesora titular de la Universidad Autónoma de Madrid, y Ramón Ramos Torre, catedrático de la Universidad Complutense de Madrid. Es también autora de varios libros y artículos sobre el tema.  

Edición realizada por César Tomé López a partir de materiales suministrados por UPV/EHU Komunikazioa 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: