¿Por qué y para qué la Cátedra?

La ciencia y la tecnología en la sociedad actual

La ciencia y la tecnología han experimentado un desarrollo ininterrumpido durante los últimos cuatrocientos años. Como consecuencia de ello, en la actualidad la nuestra es una sociedad extraordinariamente tecnificada, en la que los productos derivados del conocimiento científico y del desarrollo tecnológico se hallan por doquier. Además, se puede afirmar, sin duda, que ciencia y tecnología constituyen elementos fundamentales de la cultura humana actual.

Sin embargo, a la vez que se ha producido ese desarrollo, existe un gran desconocimiento de la ciencia y lo que podríamos denominar “lo científico” o, mejor, “la cultura científica”. En esos términos se incluye tanto los valores de la ciencia como una mínima comprensión de lo que significa, en términos de conocimiento contrastado del entorno que nos rodea, la aportación de la ciencia a nuestras sociedades. Existe, pues, un considerable desconocimiento público de uno de los pilares más importantes de nuestra sociedad e, incluso, de nuestra civilización.

Percepción social de la ciencia y la tecnología en Europa y España

Durante la pasada década, las instituciones públicas europeas han venido realizando estudios sociológicos para valorar el grado de aceptación y el interés que manifiesta la ciudadanía para con la ciencia y la tecnología. Ese interés se deriva de una preocupación genuína por el retraso científico-tecnológico que muestra Europa en su conjunto con respecto a los Estados Unidos. Entre esos estudios, el de ámbito más amplio es el que realiza periódicamente el Eurobarómetro.

Ese organismo publicó en junio de 2010 un informe especial sobre ciencia y tecnología basado en un estudio realizado a comienzos de este mismo año. Las conclusiones de ese estudio pueden ser calificadas, en general, de positivas, como se puede comprobar a partir del siguiente resumen:

  • El 30% de los europeos afirman estár muy interesados y el 49% moderadamente interesados en los descubrimientos científicos y desarrollos tecnológicos
  • Un 50% se muestran moderadamente informados y un 11% muy informados sobre los descubrimientos científicos y desarrollo tecnológico.
  • Los europeos no se interesan de forma activa por los temas científicos; el 91% nunca o casi nunca asiste a presentaciones o debates públicos sobre estos temas.
  • Tienen una imagen positiva de la ciencia y la tecnología pero no tienen una idea clara del trabajo de los científicos.
  • Son optimistas acerca de los efectos de la ciencia y la tecnología pero algo menos que en 2005.
  • Creen que los científicos deben tomar decisiones sobre cuestiones científicas, pero que la ciudadanía debiera ser consultada.
  • Creen que los científicos debieran informar al público de sus actividades pero que son muy ineficientes en esa tarea.
  • Creen que los gobiernos deberían hacer más para estimular a los jóvenes y a las mujeres para que se dediquen a la ciencia.
  • No tienen una idea clara del nivel de esfuerzo que realiza Europa en esta materia pero creen que elevar la inversión sería beneficioso.
  • Quienes están interesados en la ciencia y la tecnología y se consideran bien informados tienen mucha mejor opinión de ellas que los que no están interesados o no se consideran bien informados.

Por otro lado, y tal y como se observa en las tablas dedicadas a comparar los datos de cada estado con los del conjunto de la Unión, no se aprecian grandes diferencias entre las opiniones de los europeos y las de los españoles en este conjunto de cuestiones.

Por su parte, el informe publicado en 2009 por la FECyT, “Percepción social de la Ciencia y la Tecnología en España 2008”, no aporta conclusiones sustancialmente diferentes a las anteriores.

Percepción social de la ciencia y la tecnología en la CAV

El Laboratorio de Cultura Científica de la Fundación Elhuyar, en colaboración con el Gabinete de Prospecciones Sociológicas del Gobierno Vasco han publicado recientemente  los resultados de la “Encuesta sobre la percepción social de la ciencia y la tecnología”. En cierto modo, los resultados de esta encuesta contrastan con las conclusiones presentadas más arriba.

Así, la ciudadanía de la CAV, al ser preguntada acerca de los asuntos que más les interesan, no incluyen los temas científicos y tecnológicos entre sus principales intereses. Sólo un 8% los incluyen entre los tres primeros temas de su interés. Conviene especificar que deportes (32%), salud (24%) y alimentación y consumo (22%) son los temas que más interés suscitan.

Por otro lado, el interés que manifiestan al ser encuestados específicamente sobre ello, es intermedio, así como el nivel de información con el que afirman contar.

Por otra parte, sólo un 6% manifiesta contar con alto o muy alto nivel de formación científica o tecnológica y alrededor del 50% afirma que su nivel de formación es bajo o muy bajo. Aunque también valoran de forma escasa la utilidad que tendría dichos conocimientos en diferentes ámbitos de sus vidas.

Las diferencias entre los resultados que arroja el Eurobarómetro y estudios similares y los obtenidos en el informe para la CAV son debidos a razones de tipo técnico y al modo en que se hacen las preguntas en unos y otros casos. No hay razones para pensar que la percepción de la ciudadanía vasca y de la española es sustancialmente diferente en relación con estos temas. Por ello, cabe pensar que, en general, aunque en respuesta a preguntas directas formuladas en tal sentido, se afirma tener un interés para con la ciencia medio o alto, la realidad es algo diferente, ya que si se compara el interés por la ciencia con el interés por otro tipo de asuntos, la ciencia y la tecnología tienden a ser los temas que menos adhesión suscitan entre la ciudadanía. La presencia de este tipo de cuestiones en los medios de comunicación de masas no hace sino confirmar ese desapego.

Consecuencia de la falta de cultura científica en la ciudadanía

Las consecuencias, negativas, de ese desconocimiento son de dos tipos. Por un lado está la vertiente práctica de la cuestión. Las sociedades modernas son cada vez más dependientes de servicios, bienes y productos que resultan de la aplicación de conocimiento científico y tecnológico. Cada vez es más difícil tener criterio bien fundamentado en el que basar la toma de determinadas decisiones de carácter colectivo relativas a esos bienes y productos. Algunas de esas decisiones pueden, además, condicionar de forma notable nuestras vidas y las de quienes nos sucedan. Por esa razón, si la ciudadanía dispone de unos mínimos elementos de juicio para poder valorar las alternativas que se presentan para contraste social, las decisiones que se tomen, las que tomen los representantes políticos pero también las que se toman mediante actos particulares, estarán mejor fundamentadas.

Por otro lado, una sociedad mejor formada en lo científico es una sociedad más culta y más crítica. Y por lo tanto, más exigente. No se trata de que todas las personas cuenten con conocimientos científicos avanzados concretos; no sólo sería una pretensión vana, sino que tampoco tendría sentido. De lo que se trata es de que en la sociedad exista cuando menos un cierto conocimiento de los valores de la ciencia, -y muy en particular el rigor, espíritu crítico y método científico-, así como de sus logros más relevantes. Ese conocimiento permite contar con una visión más amplia y más completa de nuestro entorno, así como una mejor comprensión del mismo.

Por otra parte, existe la convicción generalizada, también en las instituciones, de que es muy conveniente que aumente la participación de la ciudadanía en la actividad política general y en la toma de determinadas decisiones en particular. Esa mayor participación requiere, para que tenga verdero carácter democrático, que la ciudadanía cuente con el debido criterio. Y eso es especialmente importante en aquellas cuestiones que se ven más afectadas por consideraciones científicas y técnicas. Por ello, si efectivamente se desea promover una mayor participación ciudadana en la vida política y social, es imprescindible que crezca la cultura científica con que cuenta la población.

Papel de la universidad

La universidad, y en concreto la UPV/EHU, tiene entre sus fines la extensión social del conocimiento. Está claro que la parte más importante de la actividad orientada a ese fin es la que consiste en la docencia reglada en el marco de las titulaciones que imparte. Pero es sabido que los destinatarios inmediatos de esa actividad son las personas que cursan estudios oficiales, una fracción limitada del cuerpo social. Existen numerosísimas personas que no tienen acceso a esos estudios o, incluso, que aun teniéndolo, se limitan a la esfera propia de los propios, careciendo por ello de acceso al conocimiento científico y tecnológico.

Por lo anterior, la UPV/EHU, de hecho, ya desarrolla actividades de divulgación y de extensión social del conocimiento científico, pero tales actividades constituyen eventos aislados, de importancia e interés, pero a todas luces insuficientes.

La UPV/EHU debe contar con un programa de actuaciones que combinando docencia, investigación y actividades de extensión sirva para promover la cultura científica en la sociedad vasca y para ayudar a que aquélla adquiera una mayor comprensión del hecho científico que el que tiene en la actualidad, así como de las implicaciones sociales del desarrollo científico y tecnológico. Teniendo en cuenta que varias instituciones ya desarrollan actividades en este campo, la UPV/EHU ha de tenerlo en cuenta y procurar que la tarea que desarrolle sirva para completar una oferta atractiva y de calidad. A tal efecto, sería muy conveniente que la universidad colabore con el resto de entidades activas en el ámbito de la extensión social de la ciencia y la tecnología, tratando de que la oferta conjunta no presente solapamientos ni desequilibrios que bien pueden ser evitados.

En otro orden de cosas, también es muy importante la realización de estudios e investigaciones que aborden específicamente esta temática. Esto es, las cuestiones relativas al interés público por la ciencia y la tecnología, el conocimiento de la cultura científica y las implicaciones sociales del desarrollo científico y tecnológico pueden ser, de suyo, objeto de investigación y reflexión. Es importante también que se desarrolle actividad investigadora en ese terreno y que los resultados de esas investigaciones sirvan para mejorar la adhesión de la ciudadanía a la ciencia y la tecnología y, sobre todo, la adquisición por parte de la sociedad de unos mínimos elementos de cultura científica en la línea de lo señalado anteriormente.

El marco institucional adecuado para el desarrollo e este conjunto de actuaciones es el de una cátedra de extensión universitaria. Esta modalidad de entidad universitaria es ideal, pues permite desarrollar de forma conjunta actividades de docencia, investigación y extensión universitaria, y además, por su naturaleza pluridisciplinar, ya que se trata de una temática con variedad de derivaciones e implicaciones desde el punto de vista disciplinar.

Objeto de la cátedra

De acuerdo con lo expresado en los apartados anteriores, la cátedra proyectada promoverá la cultura científica y tecnológica de la ciudadanía vasca. Incidirá en el propio conocimiento no especializado de los principales desarrollos científicos y tecnológicos que se producen en la actualidad. Y a la vez, transmitirá el valor intrínseco de la ciencia y la tecnología, tanto como expresiones culturales de nuestro tiempo, como fuentes de bienestar y cohesión social. Se trata de que la ciudadanía valore la ciencia y la tecnología, sus usos y sus productos, pues de esa valoración se derivará un mayor apoyo a los esfuerzos que desarrollan las instituciones en este campo. Y también, y sobre todo, se trata de que la ciudadanía aprecie la cultura científica y haga suyos los valores de la ciencia.

Además, y al servicio de los objetivos señalados en el párrafo anterior, la cátedra desarrolla investigaciones y realizará estudios orientados a analizar específicamente la extensión social de la ciencia, la tecnología y la cultura científica y tecnológica. Tratará, de esa forma, de disponer de los elementos que permitan entender las causas del actual declive de lo científico en las sociedades occidentales contemporáneas y en particular, en la sociedad vasca. También desarrollará investigaciones relativas a las implicaciones sociales del desarrollo científico y tecnológico, para lo cual colaborará con otras entidades universitarias (departamentos, institutos y cátedras de extensión) y extrauniversitarias.

Actividades de la cátedra

Docencia

Las actividades docentes se centrarán en las colaboraciones con facultades y escuelas universitarias. También colaborará con centros de bachillerato. E intervendrá, cuando su programación así lo prevea, en los Cursos de Verano de la UPV/EHU y en las actividades de Bilbao Arte eta Kultura.

Las actividades docentes a desarrollar en facultades y escuelas universitarias consistirán en intervenciones en el contexto de los planes de estudio en vigor y siempre en función de las programaciones de los centros. Se tratará, lógicamente, de actividades complementarias a las propias de la docencia reglada. Del mismo modo, también existirá la posibilidad de que la cátedra imparta docencia en el marco de másteres universitarios y estudios de posgrado en general; también en estos casos se trataría de actividades complementarias. Al señalar su carácter complementario, no obstante, no se debe minusvalorar su importancia o interés, ya que contribuirán a aportar una visión integral del hecho científico, ausente por regla general de la formación de nuestros científicos y tecnólogos.

Las intervenciones en centros de bachillerato se conciben como una forma de acercar a estudiantes preuniversitarios los contenidos a que se ha hecho mención en esta memoria, con el propósito, no tanto de incidir en su elección de estudios universitarios, sino en la cultura científica de los jóvenes preuniversitarios.

La participación en los Cursos de Verano o en los de Bilbao Arte eta Kultura se desarrollaría en el marco de las actividades de extensión universitaria propias de estos eventos. Se trata, de hecho, de cursos del todo adecuados al cumplimiento de los objetivos de la creación de la propia cátedra.

Investigación

La actividad investigadora se desarrollará, preferentemente, en el campo de las implicaciones sociales del conocimiento científico y tecnológico. La razón de ello es que se trata de una temática relevante de cara a diseñar políticas públicas que busquen una mayor comprensión por parte de la ciudadanía de los descubrimientos científicos y avances tecnológicos, así como de sus implicaciones.

Sin negar el carácter esencialmente objetivo de la ciencia y la validez del método científico, también es importante ser conscientes de su dimensión social. La ciencia no consiste en una actividad pura y únicamente creativa y restringida al ámbito académico. Pretenderlo así sería vano. La ciencia, su desarrollo y sus productos tienen también unas implicaciones sociales de enorme trascendencia. A ello se ha hecho mención antes ya.

Las implicaciones sociales de la ciencia constituyen una materia de reflexión e investigación del máximo interés. Al ser la ciencia un producto social, la investigación, actividad que conduce a la generación del conocimiento, es una actividad cuya reglamentación, financiación y orientación están muy condicionadas por factores de carácter social e incluso político. Por ello, es importante considerar las implicaciones sociales de la ciencia y la tecnología a la hora de, por ejemplo, establecer criterios que inspiren las políticas públicas en este campo.

Y por el otro lado, esas mismas implicaciones han de ser tenidas en cuenta a la hora de comunicar y extender el conocimiento científico al conjunto de la sociedad. Es importante conocer cuál es el interés de la población por la ciencia, cuál su preocupación ante determinados desarrollos y aplicaciones de la ciencia y la tecnología y cuáles las demandas que le plantea. Y también es importante elaborar la información y el conocimiento a este respecto, así como reflexionar sobre estas cuestiones para mejor orientar, tanto las propias políticas públicas, como la estrategia de comunicación y transmisión a la sociedad de estas cuestiones.

Extensión

Las de extensión serán, seguramente, las actividades más importantes de la cátedra, pues son las que obedecen de forma más directa a su objeto. A continuación se expone, sin ánimo de ser exhaustiva, una relación de actividades a desarrollar:

  • Organización de jornadas, ciclos de conferencias, mesas redondas y eventos similares con contenidos adecuados al objeto de la cátedra. Se propone, en principio, un esquema con tres ciclos anuales, orientado cada uno de ellos hacia un campo diferente.
  • Colaboración con otras cátedras universitarias que desarrollan su actividad de extensión social en áreas próximas o en temáticas con puntos de contacto con esta cátedra.
  • Colaboración con instituciones y entidades que desarrollan actividades de extensión social del conocimiento científico y tecnológico, con el propósito de no introducir en la oferta global de eventos repeticiones o solapamientos innecesarios.
  • Puesta en marcha de un portal en internet con contenidos específicos de divulgación de ciencia y tecnología. En ese contexto se utilizarán de forma intensiva las herramientas propias de los entornos 2.0, como blogs, redes sociales (twitter), wikis, etc.

Las actividades de divulgación se realizarán en castellano y en vasco preferentemente, pero también se incluirán otras en inglés u otros idiomas.

Algunas actividades de divulgación se desarrollarán en dependencias universitarias, pero también se propondrá acuerdos a otras entidades o instituciones para garantizar la celebración de los eventos organizados por la cátedra en el centro de los nucleos urbanos más importantes del País Vasco.

Nota final

Este texto es parte de la Memoria presentada en septiembre de 2010 a la UPV/EHU para la creación de la Cátedra de Cultura Científica.


9 responses to “¿Por qué y para qué la Cátedra?

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 3.805 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: