La ciencia necesita otro discurso, por Juan Ignacio Pérez

Durante las últimas dos décadas ha disminuido el número de jóvenes que desea cursar estudios de ciencias. Parte del descenso se debe a factores demográficos, ya que llega ahora a la universidad la generación con menor número de efectivos en lo que llevamos de siglo. Pero, además del número total de jóvenes, también ha descendido el porcentaje de vascos que quiere estudiar ciencias. Y ocurre algo similar con la ingeniería. En contraste con esa tendencia, ha aumentado el interés por estudios de salud, de comunicación y de educación.

Aunque todo influye, creo que sería un error atribuir esas tendencias a factores tales como la facilidad o dificultad de unas carreras y otras. Sospecho, más bien, que, durante las dos décadas que hemos dejado atrás, los jóvenes se han inclinado en mayor medida por estudios que preparan para comunicar, atender, cuidar, enseñar ¡a personas! Lo único que tienen en común los estudios más demandados es ese elemento humano. Por el contrario, han manifestado escaso interés por estudios de los que depende la prosperidad económica.

[Seguir leyendo en El Correo Ciencia]

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 3.807 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: